Tag Archive | zaffaroni

Derecho penal y protesta social–E. R. Zaffaroni

Referencia: Zaffaroni, Eugenio Raúl. «Derecho penal y protesta social». En ¿Es legítima la criminalización de la protesta social? Derecho penal y libertad de expresión en América Latina, 1–15. Buenos Aires: Universidad de Palermo, 2010.

Ver artículo completo en PDF

SUMARIO:

I. Delimitación del fenómeno. II. La protesta no institucional. III. La protesta institucional siempre es atípica. IV. La protesta no institucional no siempre es típica. V. La protesta que se manifiesta en conductas típicas y la justificación. VI. La protesta que se manifiesta en conducta ilícitas y la culpabilidad. VII. Algunas reflexiones políticas.

El derecho de protesta no sólo existe, sino que está expresamente reconocido por la Constitución Nacional y por los tratados internacionales universales y regionales de Derechos Humanos, pues necesariamente está implícito en la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión (art. 18, Declaración Universal de Derechos Humanos), en la libertad de opinión y de expresión (art. 19) y en la libertad de reunión y de asociación pacífica (art. 20). Estos dispositivos imponen a todos los Estados el deber de respetar el derecho a disentir y a reclamar públicamente por sus derechos y, por supuesto, no sólo a reservarlos en el fuero interno, sino a expresar públicamente sus disensos y reclamos. Nadie puede sostener juiciosamente que la libertad de reunión sólo se reconoce para manifestar complacencia. Además, no sólo está reconocido el derecho de protesta, sino el propio derecho de reclamo de derechos ante la justicia (art. 8).

Derechos Humanos y sistemas penales en América Latina – E. R. Zaffaroni

Referencia: Zaffaroni, Eugenio Raúl. «Derechos Humanos y sistemas penales en América Latina». El poder punitivo del Estado. Criminología crítica y control social (1993): 63-74.

Descargar artículo en PDF

La relación entre los sistemas penales y los derechos humanos en América latina puede establecerse desde una considerable pluralidad de puntos de vista, que en modo alguno podemos sintetizar en forma completa aquí. No obstante, para la presentación general del tema entendemos que existen dos dimensiones que deben privilegiarse por su especialísima significación: a) una la constituye el nivel descriptivo de la situación actual de los sistemas penales latinoamericanos, valorados conforme a los criterios que se derivan de los contenidos de los instrumentos internacionales -mundiales o regionales- de Derechos Humanos; y b) el nivel de las implicancias teóricas que tiene la anterior descripción y la orientación que en este ámbito brindan los Derechos Humanos como delimitadores del campo de la criminología latinoamericana.

Para nosotros, estas dos dimensiones son de fundamentalísima importancia para el desarrollo humano en la región. La primera, tiene un claro sentido desmitificador del discurso jurídico-penal latinoamericano. La segunda, nos permite concluir en una propuesta para la criminología latinoamericana, que puede merecer o no la denominación de “marco teórico”, según el criterio que se adopte para conceder esa “dignidad”, pero que nosotros llamamos realismo criminológico marginal, en el cual los Derechos Humanos resultan indispensables no sólo para establecer la estrategia, sino como estrategia misma.

Excede el marco de este trabajo sintético otra consecuencia teórica que también extraemos del primer nivel de vinculación de ambos términos, que es la elaboración de líneas directrices constitutivas de un realismo jurídico-penal marginal, que nos permita reformular la teoría del derecho penal latinoamericano, haciendo que la labor interpretativa (dogmática), recupere los mejores principios del derecho penal de garantías, sin apelar a ficciones contractualistas o a idealismos metafísicos, sino apoyándose en la apertura a datos de la realidad social.

La naturaleza como persona: Pachamama y Gaia – E.R. Zaffaroni

Referencia: Zaffaroni, Eugenio Raúl. «La naturaleza como persona: Pachamama y Gaia». En Bolivia: Nueva Constitución Política del Estado. Conceptos elementales para su desarrollo normativo, 109–132. La Paz: Vicepresidencia del Estado Plurinacional de Bolivia, 2010.

Ver completo en PDF

EXTRACTO:

En los estrechos límites de esta presentación es imposible abarcar en detalle la complejidad de la dinámica ideológica (filosófica, ética y jurídica) de la relación del humano con su medio y, en especial, con las formas de vida no humanas. Semejante tarea importaría nada menos que recorrer toda la antropología filosófica, pues el humano siempre tuvo una actitud ambivalente frente al animal, dado que en buena medida se quiso conocer diferenciándose de éste e identificándose con Dios.

Es interesante observar que, pese al presupuesto de que los animales son inferiores, les atribuyó virtudes y defectos humanos. La torpeza del asno, la fidelidad del perro, la nobleza del caballo, la satanidad del gato, la abyección del cerdo, etc., son valoraciones humanas conforme a las que jerarquizó a los animales70 (coronando heráldicamente al oso primero y al león más tarde), lo que permanece vigente para injuriar o exaltar a otro ser humano.

Esta jerarquización fue dotada de carácter científico cuando, valiéndose de las semejanzas con algunos animales, los fisiognomistas clasificaron jerárquicamente a los humanos, tradición que después de pasar por la frenología de Gall entró en el campo parajurídico para dar estatus científico a la criminología con Lombroso y los positivistas, consagrando valores estéticos como fundamento de jerarquizaciones racistas, asociando lo feo con lo malo o primitivo.

Los objetivos del sistema penitenciario y las normas constitucionales – E. R. Zaffaroni

Referencia: Zaffaroni, Eugenio Raúl. «Los objetivos del sistema penitenciario y las normas constitucionales». En El derecho penal hoy. Homenaje al profesor David Baigún, 115-129. Buenos Aires: Editores del Puerto, 1995.

Ver completo en PDF

EXTRACTO:

Reconociendo que muchos voceros de las ideologías "re" no hacen más que defenderse de una práctica genocida que se cubriría ideológicamente con el fracaso de esas ideologías, la cuestión es saber si esta actitud básicamente sana en lo ético, es igualmente saludable en lo intelectual, o si más bien no encierra una trampa muy peligrosa: se elige entre dos males, pero sólo a nivel ideológico, puesto que, como las ideologías "re" son impracticables, en la práctica no hacen más que encubrir realidades igualmente genocidas, porque no tienen idoneidad para pautar o proporcionar orientaciones básicas al comportamiento de los operadores penitenciarios.

La realidad carcelaria sigue siendo de deterioro, enfermedad, fijación de rol (reproducción de violencia) y muerte, pero en tanto que los realistas norteamericanos lo aceptan y lo consideran "bueno" y afirman que así debe continuar, los "reístas" lo rechazan, lo consideran "malo" y afirman que debe cambiar (aunque de momento poco o nada pueden hacer para que cambie).

Más aún, cuando los "reístas" adquieren algún espacio de poder para operar, corren el serio riesgo de desperdiciarlo, porque carecen de un sistema de ideas realizables, aunque no por ello les falta intuición y a veces dan lugar a algunas soluciones parcialmente positivas, pero la inviabilidad del planteamiento general suele provocar más fracasos que éxitos.

Los códigos penales de Latinoamérica – E.R. Zaffaroni

Referencia: Zaffaroni, Eugenio Raúl. «Los códigos penales de Latinoamérica». En Códigos penales de los países de América Latina, de Suprema Corte de Justicia de la Nación de México, 15-132. 1ª ed. México D.F.: ILANUD, 2000.

Descargar PDF

PRESENTACIÓN:

Estudio introductorio a «Códigos Penales de los Países de América Latina» (Suprema Corte de Justicia de la Nación de México, 2000) en el que Zaffaroni agrupa los códigos por familias, y explica su genealogía originada en los que denomina cuatro sucesivos "desembarcos" de textos provenientes de Europa, que fueron asimilados, según las circunstancias de cada uno, por los países de la región. El Profesor Zaffaroni continúa su análisis refiriendo los momentos legislativos más recientes, correspondientes a las llamadas ideologías de la seguridad nacional y de la seguridad urbana, para concluir detallando, a partir de los textos vigentes, un listado de las instituciones incompatibles con los derechos humanos que aún subsisten en nuestras legislaciones positivas, señalándonos así el camino por el que deberían transitar las próximas reformas en América Latina.