Tag Archive | hassemer

Los rostros del derecho penal – W. Hassemer

Referencia: Hassemer, Winfried. «Los rostros del derecho penal». Cahiers de défense sociale: bulletin de la Societé International de Défense Sociale pour une Politique Criminelle Humaniste, n.o 31 (2004): 105–116.

Ver completo en PDF

EXTRACTO:

Me gustaría hablarles hoy en este acto de esta época y reflexionar con ustedes sobre la evolución que ha tenido nuestra ciencia tanto en la teoría como en la praxis durante estos últimos años.

Del Derecho penal se puede aprender mucho sobre la vida. Pocas instituciones del Estado y de la sociedad son un indicador tan sensible del espíritu dominante en cada época y de la concepción de la vida y del mundo, como lo es el Derecho penal. A través del Derecho penal se pueden leer muchas cosas de cada época: como se ha tratado a las minorías, qué vigencia han tenido los derechos humanos fundamentales, el ámbito de aplicación de la Constitución hasta las jerarquías sociales más bajas, la fascinación por el mal y el pánico y la tranquilidad de los ciudadanos y ciudadanas ante la amenaza cotidiana que representan el delito y el delincuente.

El Derecho penal no es sólo un jardín florido: es un campo cubierto con el rojo de la sangre y el negro del miedo. Casi todos los estudiantes de Derecho, cuando comienzan sus estudios, tienen, antes de empezar a aburrirse con las sutilezas de la Dogmática jurídica, en sus cabezas y en sus corazones sobre todo el Derecho penal presente. También la Literatura tiene en el Derecho penal una fuente inagotable de argumentos. Y para los medios de comunicación la Justicia es en un noventa por ciento la Justicia penal y dentro de ella otro noventa por ciento tiene que ver también con temas relacionados con el sexo y la violencia. Todo ello se comunica ciertamente mal y se valora aún peor, pero demuestra el poder que tiene el Derecho penal sobre las personas y la sociedad.

Anuncios

Derecho Penal Simbolico y Proteccion de Bienes Juridicos – W. Hassemer

Artículo tomado de: Hassemer, Winfried, «Derecho Penal Simbólico y protección de Bienes Jurídicos», en Varios Autores «Pena y Estado», Santiago: Editorial Jurídica Conosur, 1995, pp. 23-36

Nota: Los números de página aparecen entre corchetes ([ ]). Números van al comenzar la página.

Descargar este artículo

[23]

DERECHO PENAL SIMBÓLICO Y PROTECCIÓN DE BIENES JURÍDICOS*

Por Winfried Hassemer
Prof. Universidad de Frankfurt

I. SÍMBOLOS Y DERECHO PENAL

Quien relacione Derecho penal y «efectos simbólicos» se convierte en sospechoso.

La prisión preventiva y la pena privativa de libertad, las penas de multa, la obligación de testificar: son todas ellas intervenciones más que puramente simbólicas en los derechos de las personas. Los inmensos costes de la Administración de Justicia, los cuales son pagados no sólo por el contribuyente sino en ocasiones por la parte directamente implicada[1] no tendrían en un Derecho penal gestionado de forma meramente simbólica ningún equivalente.

[24]

Y la gran seriedad con la cual cotidianamente se debate política y científicamente la efectividad y justeza del Derecho penal se vería desautorizada si éste tuviera un objeto exclusivamente simbólico. Los procesamientos, los juicios y las penas tienen unas raíces demasiado profundas en nuestras vivencias personales y sociales como para poder aceptar su aspecto solamente simbólico[2] .

Y aun así debemos tomarnos este tema en serio.

Los investigadores políticos, sociólogos y criminólogos norteamericanos ya desde la década de los sesenta[3] han analizado que la política no es sólo cuestión de poder e intereses, sino que también abarca la provisión y defensa de símbolos: procesos de «elaborating symbols» y «summarizing symbols» (los cuales tienen también un potencial emotivo y manipulativo)[4] o la eliminación y concreción de los símbolos (los cuales tienen sólo una relación vaga con la realidad preexistente, y con ello desarrollan una capacidad de crear una nueva realidad aparente y ficticia)[5] . Cuando se analiza el fenómeno norteamericano de la Prohibición[6] encontramos aspectos como los «empresarios morales» y «cruzadas simbólicas»; ello significa que la prohibición estatal sólo tiene como una de sus funciones evitar o minimizar el comportamiento prohibido: tras éste existen valores culturales y morales que simbolizan un determinado estilo de vida, y que son colonizados por medio de la prohibición penal. Y finalmente también la nueva criminología tiene que ver con símbolos; al amparo de las teorías del «labelling approach»[7] las cuales pueden ser vistas como variantes de la criminología crítica[8] , sostienen los teóricos del llamado «interaccionismo simbólico»[9] que la criminalidad no es un objeto preexistente, sino el resultado de una determinada interacción en la cual el legislador ocupa un rol activo y en la cual el proceso es fundamentalmente simbólico, de adscripción de etiquetas y estigmas al ofensor. Leer Más…