Archive | enero 2011

Consideraciones acerca del reconocimiento del pluralismo cultural en la ley penal – E. R. Zaffaroni

Artículo tomado de: Zaffaroni, E. R. (2009). Consideraciones acerca del reconocimiento del pluralismo cultural en la ley penal. En C. Espinosa Gallegos-Anda & D. Caicedo Tapia (Eds.), Derechos ancestrales. Justicia en contextos plurinacionales, Justicia y derechos humanos, neoconstitucionalismo y sociedad (pp. 99-121). Quito: Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

* El Presente ensayo forma parte un estudio introductorio realizado con motivo de la presentación del Anteproyecto de Reforma al Código Penal de Bolivia, realizado por la Comisión de Reforma Integral del Código Penal de Bolivia, integrada por Luis Arroyo Zapatero, Matías Bailone, Elías Carranza, Adán Nieto Martín, Moisés Moreno Hernández, José Sáez Capel, Jan Simón, Eugenio Raúl Zaffaroni.

SUMARIO

  • I. La trascendencia histórica del reconocimiento penal del pluralismo cultural.
  • II. ¿Sería la primera vez en la historia que se reconoce la vigencia territorial de dos sistemas jurídicos?
  • III. ¿Una cuestión de teoría del Estado?
  • IV. ¿Les podemos ofrecer un sistema mejor?
  • V. La objeción: las penas atroces.
  • VI. Las disposiciones proyectadas.
  • VII. Bibliografía.

Leer online | Descargar

Anuncios

Universalismo de los derechos fundamentales y multiculturalismo – L. Ferrajoli

Tomado de: Ferrajoli, L. (2008). Universalismo de los derechos fundamentales y multiculturalismo. Boletín Mexicano de Derecho Comparado, XLI(122), 1135-1145.

Texto de la conferencia impartida en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM el 30 de octubre de 2007, con motivo de la recepción del Premio Internacional de Investigación Jurídica “Héctor Fix-Zamudio”.

1. Trataré de un tema central de la teoría de los derechos fundamentales: la relación entre el carácter universal de estos derechos y el multiculturalismo. Esta relación se suele concebir, frecuentemente, tanto por parte de quienes afirman como de quienes niegan el universalismo de tales derechos, como una relación de oposición. Cuando se habla de “multiculturalismo” se alude de hecho, más o menos explícitamente, a la relación entre la cultura occidental, dentro de la que los derechos fundamentales han sido teorizados y jurídicamente estipulados, y las demás culturas: como si existiera una monocultura occidental indiferenciada en relación con las otras culturas, a su vez indiferenciadas en su interior. De aquí surge la idea del conflicto entre multiculturalismo y universalismo de los derechos: o en el sentido de que las “otras” culturas, es decir las no occidentales, son culturas “distintas”, a las que no les conviene la tutela de los derechos fundamentales; o en el sentido de que esas culturas, por el contrario, deben integrarse totalmente en la cultura occidental, no solamente por lo que hace al reconocimiento de la igual titularidad de tales derechos, sino también por lo que respecta a la adhesión moral y política a los valores por ellos expresados.

Tengo la impresión de que en la base de esta contraposición entre universalismo y multiculturalismo, entre igualdad y diferencia, y por tanto en la base de gran parte del debate filosófico, tanto sobre el universalismo como sobre el multiculturalismo, existe una pluralidad de significados asociados simultáneamente a las mismas palabras. Se utiliza “universalismo” con varios significados no solamente diversos, sino incluso a veces incompatibles entre ellos; y esta pluralidad de significados se refleja a su vez en otros tantos significados distintos asociados a “multiculturalismo” (y a “cultura”), a “igualdad” y a “diferencia”. El resultado es una sustancial incomprensión de toda esta cuestión y una total confusión conceptual.

Leer online | Descargar